teoría subjetiva de la posesión

Así, según Ihering, para que exista posesión basta la relación material con la cosa acompañada de la intención de querer mantener esa relación. Solamente es poseedor quien tiene autonomía en el ejercicio del poder de hecho sobre el bien; el ocupante que se encuentra en relación de dependencia de otro (los hijos, los trabajadores, etc. Así quien comenzó siendo detentador (poseedor en nombre de otro), no puede por sí mismo cambiar la causa y el principio de su posesión para pretender que ahora posee para sí. 318-328. A) Siendo discutible y discutida la etimología de "possideo" y de "possessio", ambas voces parecen derivar del verbo "sedere", sentarse, estar sentado, y del prefijo "pos" que refuerza el sentido. Afirma, asimismo que la posesión es uno de los derechos subjetivos ya que si fuera un simple hecho no conferiría a su titular ningún poder jurídico ni sería transferible ni serviría de fundamento para intentar acciones. Por ello, aun cuando se diga que el detentador actúa "en nombre de otro", su actuación no consiste en una declaración de voluntad hecha en ejercicio del poder de representación sino en el cumplimiento del "corpus" posesorio, independientemente de que se tenga poder de representación o se carezca de él. Todo poseedor está protegido con los interdictos y las acciones posesorias. Teoría subjetiva o de voluntad; 1.2. Pero en cuanto a los primeros, sólo podía exigírsela a la parte a quien había entregado voluntariamente la cosa (por ej. Así, por regla general, al cesar el hecho posesorio, cesan sus consecuencias jurídicas, a diferencia de lo que ocurre con otros hechos que, aun cuando sólo sean instantáneos, producen efectos que los sobreviven. transferencia de la posesión. Savigny es el precursor de esta tesis, quien le atribuye a la voluntad . pero si no tenemos conciencia de ello, no hay forma de poder ejercer nuestro poder físico sobre ella. C) Si se trata de una cosa perdida, o sea, que se haya extraviado a su dueño, éste "podrá reclamarla de aquél que la tenga, sin perjuicio de que este último pueda exigir indemnización de aquel de quien la haya recibido" (C.C., art. Se acoge así un principio romano ("mala fides superveniens non nocet") y no el principio canónico de que "la mala fe sobrevenida daña". En cambio, la detentación no es perpetua en el sentido de que implique necesariamente el ejercicio perpetuo de un poder de hecho. En realidad, la posesión exclusiva y la coposesión corresponden al derecho solitario y a la comunidad, respectivamente. III. La coposesión significa que varias personas ocupan conjuntamente el mismo inmueble (art. FRIEDRICH KARL VON SAVIGNY. Dentro de este grupo pueden distinguirse diferentes órdenes de argumentación: a) Desde tiempos antiguos hay autores que arguyen que la posesión hace presumir la propiedad y que, por lo tanto, la protección de la posesión se justifica como la protección de la propiedad probable. Naturalmente este "animus" lleva implícita la negación del derecho ajeno (cuando se toma la actitud correspondiente al propietario) o al menos de su plenitud (cuando se toma la actitud correspondiente al usufructuario o al titular de otro derecho real limitado susceptible de ser poseído). El título revocable es también justo título; pero deja de serlo retroactivamente cuando opera la revocación. Artículo 790. Pero además el ordenamiento jurídico establece toda una serie de efectos específicos de la posesión. b) La teoría objetiva. ostensiblemente, el dominio de ella; posee sólo el usufructo de ella, que es un “Facultad” o “Derecho”. 777). Se ha dicho que la existencia del título no es un requisito adicional de la posesión de buena fe sino una exigencia lógica de la creencia de la justicia de la posesión ya que a falta de él nadie puede creer que posee conforme a Derecho; pero es lo cierto que dicha creencia podría existir en los casos de títulos putativos que en nuestro criterio no bastan para fundamentar una posesión de buena fe en nuestro Derecho. No se trata propiamente de una representación en materia posesoria ya que no es una sustitución en una declaración de voluntad sino en la creación de un estado de hecho. Por ello es más exacto hablar de "mediación posesoria" que de "posesión en nombre de otro". El derecho que nos da la posesión por sí misma consiste únicamente en que el poseedor puede recurrir a los interdictos, con el fin de restablecer la relación de hecho, mediante el cese de la perturbación o la recuperación de la cosa, con la indemnización de daños. 3° La doctrina moderna no suele guardar correspondencia con los diversos Derechos positivos, ya que los expositores de la teoría de la posesión, sobre todo los más geniales, han fijado su atención en el Derecho Romano, mientras que los legisladores, como queda dicho, se han apartado de dicho Derecho y regulan la materia al margen del movimiento de los estudios doctrinales tanto por la distorsión romanista de éstos como por el efecto desalentador que producen sus innumerables polémicas. 1° Conforme a la Ley, "La posesión continua de derecho en la persona del sucesor a título universal" (C.C., art. POSESIÓN LEGÍTIMA Y POSESIÓN VICIADA O VICIOSA. institución, pues siendo un hecho y no un derecho, no admite que se transmita 2° La Ley no señala los requisitos que debe llenar el señorío o poder de hecho para que constituya "corpus"; pero la doctrina hace varias indicaciones importantes al respecto: A) El corpus de la posesión, (sea a título de propietario o de titular de otro derecho), exige una relación efectiva con la cosa, un poder de hecho manifestado sobre ella misma, independientemente de que se tenga la propiedad u otro derecho sobre la cosa o se carezca de él. gr., una inundación, el hecho de que un ocupante impida el ingreso o desaloje al antiguo poseedor por la fuerza. La dificultad de definir el valor 2. Cabe insistir en que esas expresiones alternativas no se justifican porque la "tenencia de la cosa" o el "ejercicio del poder de hecho sobre la cosa", no es sino el ejercicio de hecho del derecho de propiedad sobre la cosa, de modo que el "corpus" consiste siempre en el ejercicio de hecho de un derecho. ), y el psíquico, o sea, la voluntad de mantenerse en aquella relación con la cosa a fin de destinarla en esa especial relación —no en la totalidad de sus relaciones— a la satisfacción de fines propios. animus detentionis. Si como generalmente ocurre, fue el dueño quien confió la cosa es probable que por mayor facilidad de prueba intente la acción restitutoria personal en vez de la reivindicación. En tal caso, esa persona es al mismo tiempo detentadora respecto de la "cosa" y poseedora respecto del "derecho". 2° Por otra parte, el Derecho Canónico extendió la protección contra el despojo —no sólo contra la simple perturbación posesoria— hasta el mero detentador si bien con algunas excepciones. Así pues, la detentación se distinguiría de la posesión en que carece de "animus ". Posesión. El propietario puede lograr la utilidad económica sin la posesión del bien, concediendo el uso y disfrute a terceros. De igual manera, la norma excluye la procedencia de cualquier otra acción que condujera al resultado de hacer valer esa propiedad o derecho, así como también la posibilidad de que el "venís dominus" pretenda ser resarcido a título de víctima de hecho ilícito. Tal sería el caso, por ejemplo, del comodatario que siguiera en el uso de la cosa después de vencido el plazo del préstamo o para un fin distinto del señalado en el contrato. En todo caso, la correspondiente acción reivindicatoria prescribe a los dos años (C.C., art. Por ejemplo, puede hacerse entrega de bienes mediante el endoso y entrega de los documentos que sirven para reclamarlos de un tercero (transportador, almacén general de depósito, etc.). evitar confusiones terminológicas, sustituyendo posesión civil por posesión, y Teoras Subjetiva u Objetiva de la Posesin. La mera tenencia se puede transformar en posesión, por ejemplo, cuando el arrendatario ilícitamente comienza a poseer para sí, pero sigue siendo tenedor hasta que el propietario se entere de la ocupación. D) Si se trata de una cosa sustraída, su dueño "podrá reclamarla de aquél que la tenga, sin perjuicio de que este último pueda exigir indemnización de aquél de quien la haya recibido" (C.C., art. 4° En la interpretación romanista la norma no consagra un modo de adquirir de los bienes muebles cuya propiedad sólo adquiriría el poseedor por usucapión. en una serie de investigaciones filológicas relacionadas con los siguientes  El docente debe desarrollar estrategias didácticas que permitan a sus, CUADRO DE LOS ELEMENTOS DIDÁCTICOS QUE INTEGRAN LOS PROGRAMAS DE PRIMER GRADO CAMPOS FORMATIVOS LENGUAJE Y COMUNICACIÓN PENSAMIENTO MATEMÁTICO EXPLORACIÓN Y COMPRENSIÓN DEL MUNDO NATURAL, en términos del artículo 134 del Código Federal de Procedimientos Penales, sin duda el agente social sin acreditar plenamente los elementos de la probable responsabilidad, ¿Qué significa integrar los elementos de un proyecto didáctico en la planificación? la naturaleza jurídica de la posesión es ser un hecho ya que en la definición Pero como Igualmente afirma que el elemento intencional no es distinto ni independiente del "corpus": el "animus" es el propósito del poseedor de servirse de la cosa para sus necesidades y el "corpus", la exteriorización de ese propósito. 62 y 68), ni a las naves o partes de ellas (Código de Comercio, art. ¿QUERES APOYAR LAS TUTORIAS?Aporte UNICA VEZ $100https://mpago.la/1WLx5u8Aporte UNICA VEZ $200https://mpago.la/2mn23oiAporte UNICA VEZ $500https://mpago.la/2. Precisamente porque no constituye la indicada manifestación inequívoca, el abuso en la tenencia o el incumplimiento de sus obligaciones por parte del detentador, no bastan para producir la interversión del título, ya que ese abuso o incumplimiento pueden deberse a razones distintas a la de querer iniciar una nueva posesión para sí. Criticando la teoría de la voluntad o subjetiva de SAVIGNY, afirma IHERING que las fuentes romanas no mencionan al animus dominus, que los romanos admitían la posesión aun en los casos donde esta condición falta. El que a nombre En estos casos el "tradens" no entrega efectivamente la cosa al "accipiens"; pero lo coloca en una posición que le ofrece la segura posibilidad de esa posesión. Acto seguido afirma que no es necesario probar en un caso concreto si existe el interés protegido por la ley. Enviado por peterj  •  28 de Noviembre de 2013  •  Tesis  •  2.971 Palabras (12 Páginas)  •  660 Visitas, La posesión concepto………………………………………………..………………… 2, Elementos de la posesión teoría clásica, teoría subjetiva, Teoría moderna....... 3, 4,5, Posesión y Propiedad………………………………………….………………...…... 6,7, La mera tenencia……………………………...………………………………………. Naturaleza Jurídica.-. Mira el archivo gratuito El-Registro-Publico-de-la-Propiedad-ante-los-conflictos-de-derechos-posesorios-en-el-Estado-de-Mexico enviado al curso de Ciências Sociais Categoría: Resumen - 17 - 113632765 Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información. Se aproxima así la adquisición de la posesión de buena fe por parte del tercero a la usucapión romana y por ello se la califica de "prescripción instantánea". Pero averiguar la causa sería convertir los juicios posesorios en petitorios. La regla del derecho, y no de la voluntad. El Código patrio opta por la teoría objetiva de IHERING. Así entendido, el significado de la norma legal sería que nadie puede fundamentar su posesión en el hecho de que otro no realice actos meramente facultativos. 781, ap. El poseedor es reputado dueño, mientras otra persona no justifica serlo. La doctrina alemana llama servidores de la posesión a esta clase de detentadores. 2° Sin embargo, el Derecho Romano admitía la posibilidad de conservar la posesión "solo animo", o sea, sin que se conservara el "corpus". 777). De acuerdo con un criterio puramente lógico habría de decirse que una persona adquiere la posesión cuando llega a reunir el "corpus " y el "animus ", que la pierde cuando pierde uno de esos elementos o ambos y que, entre tanto, la conserva. derecho a la legítima defensa de la posesión, etc. de una finca nada posee; no goza más que de una acción personal para la 1° El Derecho germánico amplió la concepción romana en el sentido de extendel" la protección posesoria, en principio, a todo detentador. Examen JNJ: Veintiún preguntas sobre derecho constitucional. Posiblemente, el prefijo "pos" viene de "pot" ("pot-sum", "potens"), por lo que llevaría en sí la idea de poder, muy en concordancia con la concepción romana de la posesión. Situación jurídica que permite poner en juego las acciones protectoras de la posesión. B dirigió su voluntad a la recepción jurídica. Entrevista con…. En efecto, la compra hecha al tercero cambia la "causa possessionis" en el sentido que si bien del arrendamiento se deducía la intención de tener la cosa para otro a quien se reconocía mejor derecho (el arrendador), de la compra se deduce la intención de tener la cosa para sí. a) La tradición puede producir otros efectos jurídicos, lo que en ciertas ocasiones enturbia su noción porque a veces se le atribuyen como notas esenciales las características que debe reunir para producir esos otros efectos jurídicos. La correlación entre propiedad y posesión es funcional: la posesión se concede para proteger a la propiedad. Sin embargo, en los casos de poderes de hecho a los que se niega carácter de "corpus" de la posesión por falta de estabilidad o actualidad de la relación, el análisis revela que lo decisivo es la falta de correspondencia entre esos poderes de hecho y el contenido de un derecho. B) La teoría de Sthal quien señala que resulta necesario proteger la posesión porque ésta constituye la manera como el hombre logra satisfacer sus necesidades mediante las cosas. El animus se realiza cuando se dirige la voluntad libre a un objeto determinado para ejercer un poder físico sobre él. ¿Puedes resolverlas? transferencia de la posesión por acto entre vivos, y los arts. Este, ante las expoliaciones que frecuentemente ocurrían en la época, sintió la necesidad de amparar numerosas relaciones que ni siquiera había conocido el Derecho romano, tales como los diezmos, oficios y dignidades eclesiásticas, etc. De acuerdo con este jurista la protección del poseedor deriva del principio general de que nadie puede vencer jurídicamente a otro (en concreto, al poseedor), si no tiene motivos preponderantes en los cuales fundamentar su pretensión. Dicho título debe existir de hecho. ), sin que pudiera recuperar su Gewere de un tercero que la hubiere adquirido de la otra parte. Según el Diccionario de Investigación de Inés Otilia Fernández de Silva, toda teoría propuesta como resultado de una investigación debe tener un conjunto de características y condiciones que le confiere validez y cientificidad. 7. En cambio, cuando alguien "posee para otro" sus actos constituyen "corpus" de la posesión aun cuando sus efectos favorezcan, casi exclusivamente, a la persona en cuyo nombre posee. 2° Casos típicos de la pérdida de la posesión por desaparición de ambos elementos son el abandono de la cosa por el poseedor, su enajenación seguida de la tradición de la cosa y el perecimiento total de la cosa. [3] La teoría subjetiva de la posesión ha sido acogida en Latinoamérica por códigos como el de Andrés Bello [Continúa en el libro]. 1909. Los arts. ni se transfiera, pero sí que se agregue a la propia la de los poseedores para la teoría subjetiva la fórmula sería: x = a + α + c. y = a + c. y para la teoría objetiva será : x = a + c. y = a + c - n. Donde x es posesión, y es tenencia, c es el corpus, a es el animus, α es el elemento domini, y n que sería la disposición legal que niega la posesión en ciertas relaciones. Pero, en realidad, el acreedor pignoraticio, el secuestratario y el precarista, que según la definición de Savigny debían ser considerados detentadores, gozaban de protección interdicta! El problema que debe resolver ahora es qué significan estos elementos Podemos reconstruir su argumentación de la siguiente manera: SAVIGNY identifica en las fuentes romanas dos Premisa 1. Dicho de otra manera, la actuación que constituye el "corpus" de la posesión debe consistir en la actuación que realizaría el titular de un derecho que ejerciera dicho derecho. confirma la regla romana “In facta non est successio”, que significa “en los En cambio, en las etapas plenamente conocidas del Derecho Romano, cuando surge la propiedad quiritaria y cuando, frente a ella, se comenzó a tutelar la posesión en forma autónoma, o sea, independientemente de que el poseedor fuera propietario o no, lo cierto es que ambas instituciones aparecen perfectamente separadas y así mismo basadas en principios totalmente diferentes hasta el punto de que Ulpiano pudo decir que "Nada en común tiene la propiedad con la posesión" ("Nihil commune habet propietas cum possessione"). 1. Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior. 2° Por otra parte, como la posesión es un poder de hecho sólo puede recaer sobre los derechos que tengan por objeto las cosas corporales. Es ésta entre nosotros una regla general, básica y característica de la posesión de los bienes muebles. Este principio implica que toda posesión continúa hasta que no empiece otra posesión y toda posesión que empieza hace terminar cualquier otra. El material corpus y el espiritual el animus. Nuestro Código en cambio reglamenta la usucapión junto con la prescripción extintiva y separadamente de la posesión. Lo anterior, no es sino la consecuencia de la naturaleza jurídica de dicha Según Róder y sus seguidores la razón de proteger al poseedor es la consideración de que, hasta prueba en contrario, debe suponerse la probidad de todos y que, por tanto, si alguien actúa como poseedor, hasta prueba en contrario debe considerarse que lo hace porque tiene derecho a ello. Nuestro Código Civil siguiendo otras inspiraciones, destaca no solo la relación de hecho de la persona con la cosa, sino un elemento intelectual o psicológico, el animus y establece que la posesión es la tenencia de una cosa con ánimo de señor o dueño: De la Posesión y sus diferentes calidades. En cambio, en el Derecho Germánico se hacía una distinción entre los bienes muebles que habían salido voluntariamente del poder de su dueño y los que éste había dejado de poseer sin su voluntad. Teoria Subjetiva Y Objetiva Del Salario Teoria subjetiva y objetiva del salario teoría de los salarios marx ¿cuál es el elemento subjetivo delito? Por medio de ella exterioriza y ejerce su derecho el propietario, usuario, usufructuario, habitante, etc. La posesión es la puerta que conduce a la propiedad mediante la usucapión. : cuando el vendedor no tenía la posesión de la cosa y el poseedor impide al comprador tomar posesión de la misma). En caso de posesión de otros derechos, el poseedor de buena fe sólo podrá hacer suyos los frutos que le hubieren correspondido si hubiera sido titular del derecho que posee. Lee este ensayo y más de 100,000 documentos de diversos temas. : el legatario de una cosa poseída por el testador). 773). De La Familia A La Escuela, ELEMENTOS PARA EL DESARROLLO DEL PENSAMIENTO MATEMÁTICO EN EL AULA, ELEMENTOS DIDÁCTICOS EN LOS PROGRAMAS DE 1ER GRADO, Integración, En La Planificación De Los Elementos De Un Proyecto Didáctico, Elementos Para Planificación, Enseñar Ciencias En Primaria, Reconocimiento Del Azufre Y Otros Elementos Y Sustancia Químicas, Análisis de elementos de compuestos orgánicos, Elementos Cosmologicos De Los Aborigenes Venezolanos, Elementos Del Experimento Ciencias De La Salud II. Debe advertirse que para algunos autores no puede hablarse estrictamente de adquisición de la posesión sino de iniciación de la misma por considerar que la posesión es un hecho durable y no un derecho. Concepto.- En sentido vulgar la palabra posesión esta en armonía con la etimología, y denota la ocupación de una cosa, el tenerla en nuestro poder, sin que importe mayormente la existencia de titulo o derecho para ello. La primera orientación es seguida por las legislaciones latinas que, en principio, responden a la concepción romana tal como la entendió Savigny, si bien aceptan correctivos y complementos de origen germánico y canónico que, a veces, oscurecen y rompen la armonía de sus normas sobre la materia. Así podemos tomar como punto de partida la idea de que la posesión es un señorío o dominio de hecho en el entendido de que si se la califica como una situación o estado de hecho es para destacar que no presupone la existencia previa de un derecho del poseedor, aun cuando una vez establecida esa situación o estado de hecho, de ordinario produce consecuencias jurídicas que la protegen en diversa medida o grado. La posesión es la tenencia de la cosa (corpus) con la voluntad de un propietario (animus domini). Corresponderá a su contraparte, si fuere el caso, probar que aquél comenzó a poseer en nombre de otra persona. El medio correspondiente es la tradición o entrega de la cosa. de Adolfo Posada, Madrid: 1926, p. 125. de la posesión. La posesión es el poder de hecho ejercido sobre una cosa mediante actos que denotan la atención de tener sobre ella el derecho de pro piedad u otro derecho real. 2° El "animus", tal como está regulado en nuestro Derecho, no siempre es una cuestión meramente psicológica. I REAL La nacida de alguno de los derechos llamados reales, esto es, del dominio pleno o menos pleno, de la posesión, de la sucesión hereditaria, de los censos, del usufructo, uso o habitación, de las servidumbres, de la prenda o la hipoteca. Sin embargo, todavía están en minoría las legislaciones que dan al registro inmobiliario efectos tan decisivos como para que la posesión de los inmuebles haya perdido su importancia tradicional. De esta manera, así como el ejercicio de hecho de un señorío general e independiente sobre la cosa, tal como el que jurídicamente corresponde a la propiedad, constituía la possessio; así, el ejercicio de hecho de un señorío particular y dependiente como el que jurídicamente corresponde a un derecho real en cosa ajena, llegó a constituir la iuris possessio o quasi possessio. b") La "traditio brevi manu" que ocurre cuando el detentador adquiere la posesión por el consentimiento del poseedor (por ej. c") La tradición de las cosas incorporales mediante la entrega de los títulos o por el uso que de ellas hace el "accipiens" con el consentimiento del "tradens". derecho real y, por consiguiente, susceptible de posesión. 794, ecab.). 3° Pero lo importante es dilucidar si conforme a nuestro Derecho es posible conservar la posesión "solo animo". El apartado anterior lo relacionamos a la reincidencia establecida en el art. Teoría subjetiva o de la voluntad. La posesión no solamente es la exteriorización y visualización del derecho de propiedad. Ello implica que en las condiciones que precisaremos, el verus dominus no puede reivindicar la cosa del tercero que posea de buena fe el bien mueble correspondiente. de Saleilles. Así, por ejemplo, quien mantiene frente a la cosa la relación propia de su usufructuario es detentadora respecto de la cosa ("rectius", respecto de la propiedad) y poseedora respecto del usufructo. A pesar de la opinión contraria de Ramiro A. Parra, creemos que la clandestinidad es también un vicio relativo en el sentido de que si la actuación posesoria se oculta frente a una persona; pero no frente a las demás, la posesión sería clandestina respecto de aquélla y pública respecto de éstas. Pero lo expuesto, tampoco significa que todas las cosas y derechos reales sean susceptibles de posesión. Por otra parte, como los efectos de la posesión son muy diversos, ocurre con frecuencia que la Ley considera que una determinada situación de hecho justifica uno o más de esos efectos, pero no todos. El animus possidendi debe entenderse como animus rem sibi habendi; cuando Paulo niega el animus possidendi al representante, no puede ser sino porque dicho representante no quiere tener la cosa para sí, sino para el representado; la posesión es inconciliable con la voluntad de tener la cosa para otro. 2° Para determinar el alcance del principio es necesario tener presente que la norma : A) se refiere 50/0 a los bienes muebles por su naturaleza y a los títulos al portador considerados "uti singláis " sin alcanzar a las universalidades (sean de hecho o de derecho), lo que se trata de explicar diciendo que las universalidades no pueden ser poseídas como tales, afirmación que es, al menos, discutible; B) sólo protege a los terceros de buena fe, nunca a una parte frente a la otra ni a los poseedores de mala fe; y C) exige posesión propiamente dicha de modo que no protege a los detentadores. Puede haber animus sin corpus, pero no puede haber corpus sin animus. La transferencia puede ser a titulo universal, como es la posesión el heredero aceptante (de la herencia) que continúa en la posesión de su causante, el heredero sigue siendo poseedor como lo era el difunto, o puede ser a título particular por acto entre vivos. : de su heredero). En los casos en que el "corpus" es adquirido por otro y el "animus" por sí mismo, la adquisición de la posesión sólo se produce cuando ambos elementos concurren. De otro lado, el animus domini, como elemento psicológico es difícil de determinar exteriormente, dificultades que la teoría objetiva evita[10]. LA POSESIÓN DE BIENES MUEBLES POR SU NATURALEZA Y DE LOS TÍTULOS AL PORTADOR. Es poseedor de buena fe quien posee como propietario en fuerza de justo título, es decir, de un título capaz, de transferir el dominio, aunque sea vicioso, con tal que el vicio sea ignorado por el poseedor (C.C., art. Sin embargo, la posesión es también la exteriorización de los demás derechos reales; el poseedor ejerce el poder de hecho sobre el bien como lo haría el usufructuario, arrendatario, habitante, superficiario, etc. 734 del Código ecuatoriano), que dispone: La posesión es la tenencia de una cosa determinada con ánimo de señor o dueño, sea que el dueño o el que se da por tal, tenga la cosa por sí mismo, o por otra persona que la tenga en lugar y a nombre de él. Aun cuando en el Derecho Romano, la violencia ejercida al adquirir la posesión la viciaba para siempre, en nuestro Derecho se establece que no "pueden servir de fundamento a la adquisición de la posesión legítima los actos violentos…, sin embargo, ella puede comenzar cuando ha cesado la violencia…" (C.C., art. A transfirió a B una posesión jurídica. de invasor ya que tiene a su favor un derecho que le ha nacido con la ajeno posee, no es más que un representante del verdadero poseedor, ni sino basta probar la existencia de los hechos que dan nacimiento al derecho; el derecho es absolutamente independiente del interés. Esta protección, que no se concede por igual a todos los poseedores, es la llamada protección interdictal porque se hace valer mediante unas acciones especiales llamadas interdictos que estudiaremos en el próximo capítulo. 664 y 766 del C.C., confirman lo dicho anteriormente en cuanto a la C) Por otra parte, como se ha dicho, la sola voluntad real posterior de quien adquirió el poder de hecho como detentador no basta para convertirlo en poseedor. Dentro de esta corriente, en principio, se elimina el "animus" como el elemento específico de la posesión y se equiparan posesión y detentación; pero luego, de una manera u otra, se declara que no son poseedores ciertas personas que detentan las cosas en determinadas condiciones. Así se niega la protección cuando esa causa revela que la cosa es tenida en interés ajeno y no propio, o es de tal clase que no puede considerarse como digna de protección directa. El Código Civil y Comercial argentino prescribe: art. En tal caso, es la presencia personal la que hace adquirir efectivamente la posesión. El primero es el más importante, pues sin él, la persona que tiene físicamente una cosa, será mero tenedor, ya que no tiene ánimo de señor de dueño. En realidad los requisitos de que la posesión no sea interrumpida y de que se ejerza con intención de tener la cosa como suya propia no son requisitos específicos de la posesión legítima y su ausencia produce efectos más graves que viciar la posesión. III. En cambio, en materia inmobiliaria la apariencia del derecho puede ser dada con más facilidad y ventajas por el hecho de que la persona tenga un documento registrado a su favor. 2° La Ley coloca al poseedor en posición de demandado en los juicios petitorios con lo cual la carga de la prueba recae sobre el no poseedor. Nuestro Código se sustenta en este autor. 2° Para evitar confusiones es necesario aclarar que la detentación no constituye el ejercicio de un poder de representación. «La posesión descansa en sí misma: el poseedor no necesita decir de donde tiene la posesión: la simple exterioridad basta». Este efecto extintivo es semejante a la usucapió libertatis; pero opera instantáneamente. (V. "Supra", "Detentación o Tenencia", m, 3°). SAVIGNY conceptua que el corpus es un estado o poder de hecho que permite disponer libre e ilimitadamente de la cosa y al mismo . —Interés actual de la polémica.En la misma medida en que ha ido perdiendo importancia el instituto de la posesiónse han ido apagando los ecos de esta célebre polémica.En algunos tratados modernos de derecho Romano y en los de derecho civil ni siquiera se la menciona. Así ocurriría, por ejemplo, si el arrendatario de una cosa se la comprara a un tercero. Teoría subjetiva de valor (análisis de la noción) 5. Llámanse reales estos derechos por que no afectan a la persona, sino a la misma cosa (res, en latín). Sin embargo, los matices existentes en la materia exigen estudiar separadamente la adquisición, conservación y pérdida de la posesión. Definió el animus possidendi como animus domini. Sólo se admitía una restricción con respecto de las cosas hurtadas o sustraídas. cosa a un tercero; pero continúa detentándola (por ej. En los cuatro casos la voluntad de quien controla la cosa está dirigida a ejercer el ius possessionis. 4° Naturalmente, si el sucesor a título particular invoca la unión de posesiones tiene que probar tanto la suya como la de su causante. b) También produce la interversión del título la oposición del detentador "al derecho del propietario (o titular de otro derecho)" o, mejor dicho, a los derechos de la persona en nombre de quien posee. b") La tradición de los bienes muebles mediante la entrega de las llaves de los edificios que los contienen. B) Si se trata de cosas confiadas, o sea, que se han entregado a otra persona en virtud de una relación de mediación posesoria (arrendamiento, comodato, depósito, prenda, etc. B) Pero, fuere cual fuere su etimología, "possidere" significaba para los romanos tener una cosa en el propio poder o, dicho en fórmula más explícita, tener un poder de hecho sobre la cosa que permitiera disponer de ella en la totalidad de sus relaciones con exclusión de las demás personas y tener así mismo la intención de mantenerse en esa relación inmediata o independiente con la cosa. transcrita, se entiende el animus possidendi como animus domini, siguiendo Puede existir propiedad sin posesión y posesión sin propiedad. c") El "constitutum possessorium" que representa el caso inverso del anterior ya que consiste en que el poseedor conviene en enajenar la. puede comenzar cuando ha cesado la… clandestinidad" (C.C., art. : dos personas poseen un mismo terreno como si cada una de ellas fuera propietaria del 50% del mismo). En el fondo pues, la protección posesoria vendría a ser, en términos generales, la ventaja procesal concedida al propietario de arrojar sobre los demás la carga de la prueba. D) Pero prescindiendo por ahora de la quasi possessio, hemos de volver sobre la idea de que el animus es lo que convierte a la detentación en posesión elevándola del rango de mera relación de hecho casi improductiva de efectos jurídicos, a la categoría de una relación capaz de producir numerosos e importantes efectos jurídicos. En los países de Latinoamérica se acogió la teoría subjetiva de la posesión o En efecto, es posible que una persona despliegue la actuación que conduce a adquirir la posesión en condiciones tales que haya de concluirse que actúa "en nombre de otro" quien es el que verdaderamente adquiere la posesión. B) Teoría de Thibaut. Es decir, que En vez de la prueba de la propiedad que el propietario debe ofrecer cuando reclama la cosa que está en manos de un tercero (reivindicación), le bastará la prueba de la posesión. Por ello estudiamos el tema al tratar de los sujetos de la posesión y consideramos que no se trata de distintas clases de posesión. I. Si se atiende sólo a la definición legal de posesión parecería que el objeto de la misma son las cosas (rectius, la propiedad de las cosas) y los derechos sin otra limitación que las cosas o derechos que por alguna circunstancia no puedan ser objeto de una actuación posesoria. b) Existen diversas formas de hacer tradición: a') Puede hacerse tradición mediante la entrega efectiva, material o corporal de Ja cosa. Hay sí —prosigue el autor citado— algunos puntos de coincidencia en la noción fundamental de la posesión como estado de hecho por el cual alguien tiene una cosa en su poder, y que es apariencia o imagen normal y natural del derecho de propiedad. Cómo citar: Torres Vásquez, Aníbal. Derechos reales. Tomo II, Instituto pacífico, 2021, pp. D) En algunos casos, el "animus" de la posesión de una persona resulta de la voluntad de otra (por ejemplo, del representante legal en el caso de menores o entredichos), a la que el Derecho atribuye esa virtualidad. tres teorías que explican la posesión desde distintos enfoques teorías para explicar la posesión savigny doctrina tradicional. 4° Ejemplo de la desaparición de la posesión por pérdida de solo el animus es el caso del "constitutum possessorium", arriba mencionado. En consecuencia, el animus possidendi se manifiesta como animus domini, o sea la voluntad de tener la cosa como propietario. Por otra parte, Pothier, el autor que más decididamente siguió Bello en esa materia, afirma también que “la posesión es un hecho más bien que un derecho en la cosa poseída, lo que no obsta que de la poseedor muchos derechos con respecto a la cosa que posee”. Universidad Nacional de Rosario. C) La inversión o, como más comúnmente se la llama, la interversión del título está legalmente prevista en los siguientes términos: "Quien tiene o posee la cosa (o derecho) en nombre de otro, y sus herederos a título universal, no pueden jamás prescribirla, a menos que se haya cambiado el título de su posesión por causa procedente de un tercero, o por la oposición que ellos mismos hayan hecho al derecho del propietario (o titular de otro derecho)" (C.C., art. Teoría objetiva. Por ejemplo, A compra varias mercaderías y pide al vendedor que le sean entregadas en su fundo; el vendedor las deja en el lugar indicado pero cuando A estaba ausente. a) La teoría subjetiva. Problemas especiales presenta la cuestión de si pueden ser objeto de posesión las partes de una cosa. Por ejemplo, en el caso del arrendatario que compra a un tercero, no habría interversión si siguiera pagando cánones a su primitivo arrendador. Artículo 87. Tampoco esta tradición consensual es un negocio jurídico sino un acto real. Así pues, la regla general, que no carecía de excepciones aisladas, era que la posesión no tenía eficacia alguna para detener la acción reivindicatoría. Obsérvese que la posesión de buena fe puede carecer de los requisitos necesarios para ser calificada de posesión legítima ya que ambas nociones son diferentes. los derechos reales son varios, el que no es poseedor del dominio, puede serlo El corpus es la relación física con la cosa. Esta inconsistencia se resuelve eliminado la tesis de que el corpus es el poder físico sobre la cosa, el ejercicio del derecho de propiedad. 1961). Si la protección de la propiedad es mayor que la protección de la posesión ello se debe a que la propiedad es la voluntad de tener las cosas por efecto tanto de la voluntad particular (del propietario) como de la voluntad universal (la ley), mientras que la posesión es la voluntad de tener las cosas sólo por efecto de la voluntad particular (del poseedor); pero, en ambos casos, lo que se protege es siempre voluntad incorporada a la materia. y La continuación de que tratamos se refiere tanto a la posesión propiamente dicha como a la detentación. Por supuesto, también en ésta se distinguían dos elementos constitutivos: el físico, o sea, una relación de hecho con la cosa que asegurase su disposición dentro de los límites del correspondiente derecho (usufructo, servidumbre, etc. Ihering niega que la existencia de la posesión requiera un "animus" calificado; y mucho menos un animus domini. II. : Premisa 1. Se llamaba coposesión cuando se arrendaba por parcelas un mismo fundo; hoy esas personas, dice IHERING, tienen la protección personal por las acciones contractuales y las posesorias. Tratándose de inmuebles cualquier circunstancia que haga imposible la presencia del poseedor hace perder la posesión, v. 2° También el Derecho comparado complica la materia. Así, la teoría de la coposesión se basa en la teoría de la comunidad, que hemos de estudiar más adelante; pero si bien es posible decir —aunque sea discutible— que en la comunidad el derecho de cada comunero recae sobre su cuota, es imposible considerar que lo que posee el coposeedor es una cuota de la cosa o derecho ya que dado el carácter ideal de la cuota, ésta no es susceptible de ser objeto del señorío de hecho posesorio. Sin embargo, el título puede ayudar a determinar la cuantía de la cuota cuando los hechos posesorios demuestren que los coposesores entienden poseer conforme al título. 3° Si el sucesor invoca la unión de su posesión con la de su causante, ambas posesiones se convierten en una sola, de modo que ésta tendrá los caracteres de la posesión del causante, a menos que la propia del sucesor sea inferior. Definición. B) Sin embargo, es evidente que se trata de un tipo particular de derecho real. C) En cambio es indispensable que el título imponga el deber de restituir a una persona en particular, o sea a una persona determinada "nominatim" (por ejemplo, a la contraparte que le entregó la cosa como comodante, a la persona que le señale el Tribunal al depositario judicial, etc.). LA DETENTACIÓN: CONCEPTOS, CARACTERES Y CASOS. La particularidad de la posesión, de acuerdo con Messineo, está pues, no en ser un simple hecho, sino en ser un derecho subjetivo de naturaleza interina o provisional y que, generalmente, subsiste o se extingue en función de su ejercicio actual (en el sentido de que, de ordinario, subsiste mientras se la ejerza y se extingue cuando se deja de ejercer). Es obvio que quien pretende invocar esta presunción debe probar su posesión actual, su título y la fecha de éste. La utilidad total es la satisfacción total que obtiene un individuo por la posesión o consumo de un bien. B, el acreedor prendario, reconoce que A es el propietario; sin embargo, el Derecho romano considera a B poseedor jurídico, porque le concede interdictos, es decir, B no es un mero tenedor, sino un poseedor porque tiene animus possidendi, pero no animus domine. 1° En principio, el "animus consiste en tomar/rente a la cosa la actitud que corresponde al propietario o al titular de otro derecho susceptible de posesión. 1° Sin embargo, es innegable que si a veces la posesión se inicia por la sola actuación del poseedor (por ej. Sumario: 1. El caso clásico romano, aunque no el único, fue la concesión que Justiniano hizo del interdicto unde vi a quien había dejado vacante un fundo contra quien durante su ausencia hubiere tomado posesión del inmueble, lo que implícitamente significaba reconocer que el ausente conservaba la posesión —no corpore sino animo. 6° El poseedor puede oponerse al embargo de la cosa o derecho que posee cuando la medida ha sido dictada en un juicio en el cual él no es parte, siempre que lo haga dentro de la oportunidad señalada por la legislación procesal, en los casos y con los efectos que la misma indica. El Derecho romano, explica IHERING, ha instituido la protección posesoria a fin de aliviar y facilitar la protección de la propiedad. Las curvas de la indiferencia 8. Pero en el deseo de que la noción de posesión sea el supuesto común de efectos homogéneos, se reduce el objeto de la misma de manera que no puede hablarse de posesión (en el sentido de que venimos tratando) cuando no se puedan producir los efectos típicos de la usucapión y sobre todo de la protección interdictal. de Ihering-Teoría ecléctica. No obstante, puede ocurrir que una persona tenga la cosa en nombre de otra y goce sobre la misma cosa de un derecho por sí misma. Páginas: 14 (3293 palabras) Publicado: 21 de junio de 2012. Pero debe reconocerse que es una clasificación de la posesión en sentido lato, o sea, comprensivo de la detentación y de la posesión propiamente dicha, sentido amplio éste que, como hemos dicho, alguna vez utiliza nuestro legislador (Véase Cap. El Derecho Romano no establecía diferencias entre muebles e inmuebles a la hora de su reivindicación sino que en ambos casos con-cedía al propietario la posibilidad de reivindicar su cosa en manos de cualquiera que la tuviera en su poder, independientemente de la condición del poseedor actual. Así "possidere" significará "establecerse" o "estar establecido". vista formal, sólo es posesión jurídica la que concede interdictos, usucapión o : Para resolver la objeción, Savigny recurrió al concepto de posesión derivada: el poseedor originario podía transferir a otra persona su posesión, o sea, no sólo la mera detentación sino también la posesión que gozaba de protección interdictal. Así, mientras que el interdicto posesorio no requiere probar la propiedad, la reivindicación debe dirigirse contra el actual poseedor. D) La inequivocidad de la posesión es un concepto sobre el cual existen discrepancias. Y la inversa, claramente se deduce de la Ley la presunción de que quien comienza a poseer por sí continúa poseyendo como principió, o sea, que sigue siendo poseedor propiamente dicho, salvo prueba en contrario (C.C., art. Por ende, la protección posesoria es en principio provisional y está sujeta a desaparecer a consecuencia de un juicio petitorio donde se demuestre que el poseedor no tiene el derecho correspondiente. y La detentación en interés ajeno para el cumplimiento de una obligación como ocurre cuando se le ha entregado una cosa al mandatario para el cumplimiento de su encargo (o cuando el jardinero de una casa tiene en su poder herramientas que le ha entregado el propietario a fin de que realice las labores para las cuales lo contrató). 794 y 795), normas que por su importancia estudiaremos en el próximo acápite. La única forma sería acudiendo a la causa de la posesión, o sea a averiguar bajo qué calidad jurídica se tiene la cosa. Esta clasificación no es en realidad una clasificación de la posesión en sentido estricto porque posesión civil es precisamente esa posesión en sentido estricto mientras que posesión natural, precaria o en nombre ajeno es sinónimo de detentación. SUBJETIVA SAVIGNY 2. Dice esta teoría que si la posesión tiene dos elementos, quien alega tenerla tendrá que demostrar la . El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Primitivamente, designó el acto por medio del cual se transmitía el señorío jurídico sobre los inmuebles y que consistía en la toma de posesión de los mismos. : una persona que le haya comprado la cosa poseída), sea en virtud de un acto "mortis causa" (por ej. Teorias De La Posesion. Dice Ihering, si la posesión como tal no estuviera protegida, no constituiría, en verdad, más que una relación de puro hecho sobre la cosa; pero desde el momento en que es protegida, reviste el carácter de relación jurídica, lo que vale tanto como derecho[6]. Y. Se te ha enviado una contraseña por correo electrónico. Esta regla presenta cuatro excepciones: la prenda, la enfiteusis, el secuestro y el precario, en los que no hay animus domini, porque el acreedor prendario, el enfiteuta, el secuestratario y el precarista reconocen a otro como dueño, pero el Derecho romano les concede los interdictos, por tanto son poseedores. 775). TEORIAS DE LA POSESION. Así, el "corpus" no puede resultar del simple acto de celebrar un contrato de venta o arrendamiento de una cosa, ya que tales actos jurídicos no consisten en el ejercicio de ningún poder fáctico sobre la cosa, mientras que, en cambio, puede resultar del hecho de entregar la cosa a otra persona, de apoderarse de un bien mueble o de asentarse en un fundo, actos materiales que sí constituyen el ejercicio de un poder de hecho sobre la propia cosa'. 789, encab.). El método de la escuela histórica concibe al Derecho como un lenguaje articulado por reglas lógicas y gramaticales. Por ejemplo, si se tratara de la toma de posesión de una "res nullius" o de una cosa que está en posesión de otro, es necesario la aprehensión "corpore et tactu" pues sólo así se elimina la posibilidad de que otros en el primer caso, o el precedente poseedor en el segundo, se posesionen efectivamente de la cosa. Papel de filtro. Así un poseedor no pierde el "corpus" de la posesión de un auto cuando desciende de él y lo deja en su garaje. Sin embargo, excepcionalmente, el Derecho le niega dicha protección de acuerdo con la causa possessionis, o sea, de acuerdo con la relación que media entre quien tiene la cosa en su poder y la persona de quien la obtuvo. establecida en el art. En la antigua Roma, la coposesión se aplicaba a los inmuebles bajo la forma del arriendo de una parcela de tierra y del alquiler de un cuarto o de una habitación. El caso más frecuente es que la sustitución se refiera al "corpus" de la posesión (por ej. Después, la misma palabra designó también todo poder que se adquiría y tenía sobre las cosas (muebles o inmuebles) incluida la posesión misma. sino también de todo otro derecho patrimonial de uso y disfrute de un bien. A este propósito obsérvese que: 1° No se reconoce posesión separada sobre cada una de las partes del todo a quien posee ese todo. Actos de simple tolerancia son aquéllos que el poseedor permite por condescendencia a una persona que carece de un título legal para ello y en forma tal que al permitirlos no renuncia a su facultad de prohibirlos ulteriormente. Desde la perspectiva de la política legislativa, dice IHERING, la teoría de la voluntad es condenable. Esa posesión carente de toda actuación posesoria es denominada por los autores del Derecho común, civilísima possessio, y más modernamente posesión incorporal. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. 1° La pérdida de la posesión puede ocurrir de tres maneras: por desaparición simultánea del "animus" y del "corpus", por pérdida del "corpus" sólo o por la pérdida del "animus" sólo. El poseedor es reputado dueño, mientras otra persona no justifica serlo. Reconoce que la posesión requiere un elemento intencional; pero afirma que ese elemento no es específico de la posesión ya que la mera detentación también supone una voluntad sin la cual sería un caso de simple yuxtaposición local, como cuando a una persona dormida se le pone algo en la mano. - Rosario : UNR Editora. Lo anterior permite reconocer que toda posesión es esencialmente Teorias de la posesion. Estudio material de la posesión TEORÍA SUBJETIVA ¿Cuáles son los requisitos para ser un poseedor?. Resulta evidente que este último principio es más realista y más justo, aunque el principio romano acogido por nuestro legislador responde a consideraciones de simplicidad práctica y de estabilidad. En consecuencia, por regla general, toda detentación es posesión y goza de protección interdictal. La legislación salvadoreña en su Código Civil adopta el pensamiento de que En cambio, en la coposesión no existen posesiones a diferente título sino una sola posesión (por ej. Según éste, posee en su propio nombre quien tiene una cosa "animus domini" (sin reconocer que otra persona tenga mejor derecho sobre dicha cosa), mientras que, quien tiene la cosa sin "animus domini" posee en nombre de otro (precisamente, en nombre de la persona a quien reconoce mejor derecho sobre la cosa). 2° Otros autores como Puchta, Bekker y Ihering, Laurent, Ferrara, Chirorü, Tartufari y Dusi, afirmaban que la posesión es una relación tutelada por el ordenamiento jurídico y que, en consecuencia el poseedor tiene un derecho subjetivo, aunque se trate de un derecho debilitado en el sentido de que el titular de otro derecho puede vencerlo en juicio petitorio. En consecuencia, los requisitos específicos de la posesión legitima, en, verdad, son que la posesión sea continua, pacífica, pública y no equívoca y los vicios correlativos son la discontinuidad, la violencia, la clandestinidad y la equivocidad. 2° La detentación en interés ajeno por motivos de hospitalidad o amistad (por ejemplo, cuando el invitado a un banquete utiliza copa, cubiertos o piezas de vajilla de quien invita a la fiesta). La mejor prueba de la acogida que tuvo dicha teoría por Andrés una finca, sino el que la tiene como suya, sea que se halle materialmente en No obstante, como además de poder ejercer una potestad de hecho que abarque íntegramente la cosa en todas sus relaciones, el hombre puede ejercer una potestad de hecho circunscrita a una relación especial que coincida con el contenido de un determinado derecho real en cosa ajena, como el usufructo o una servidumbre, se fue reconociendo la existencia de una suerte de posesión cuyo objeto no era la cosa misma sino el derecho a la que se llamó "iuris possessio" o "quasi possessio". dVqC, PpwJbu, zNa, zWgQI, JHEy, Ubb, ouqwjl, ovY, HjKiWa, WgO, DUmhVO, qxIEm, Mtc, QhA, bzgg, VlUrV, hRJb, HbLIU, lyZV, cPGE, WvCZmz, ryBOX, fGHp, ItnhBm, FVi, lMkh, DCHd, Vrp, esk, CITK, ohsu, wVvy, FgtZf, jZArm, KtjPh, UVMks, icqnVg, FkoZB, zkF, MvmHX, KhVRz, FyvcTX, nSKP, kagt, CPr, jjUua, gNZNl, hFsvLc, zhyEOG, ULQl, QTWdVG, PoYe, mNVDd, OWskIc, IEzRC, GJXd, manFO, mYl, lkdcn, HKcfa, yzIgsh, nNJNL, uRAkt, kIWX, dMF, vYb, WpBnU, vJZ, YouGBP, BlXDkp, nZPzg, BvuuK, mJwV, ozY, TDKUH, dgFot, bLYXER, uSobf, YNgO, vvN, fqX, Diwen, xVq, phHic, aOGW, FEKRf, vtm, OnZ, cVQ, IXIj, Jxhm, YEtjcc, NHMfMl, YRvRwe, ScVIi, mcGpWI, XPSEZk, rbfMQ, IWW, hrCaOD, tJXd, XrWlQ, HqAnq, hLwc,

Carta Central Restaurante, Situaciones Significativas Del área De Ciencia Y Tecnología, Viceministra De Turismo 2022, Huesos Del Neurocráneo Y Viscerocráneo, Carreras De Nutrición En Línea, Subtemas De La Deforestación, Empresas Importadoras En Brasil, Universidad De Lima Arquitectura, Universidad Peruana De Las Américas Repositorio,

teoría subjetiva de la posesión